Convocatoria

Ahora que ya conoces el mundo en el año 2045, vamos a imaginar uno nuevo desde el deseo de un futuro mejor. Completa el siguiente cuestionario que consta de dos fases: En la primera fase, te adentrarás en un año 2045 a través de la visión de una persona que vive en ese futuro. En la segunda fase, serás tú quien pueda proponer propuestas para crear el mundo en el que te gustaría vivir; tu futuro deseable. ¿Qué cambios deseas hacer realidad? ¿Qué impactos positivos deseas que sucedan? ¿Cómo sería para ti un futuro deseable?

*Antes de comenzar el viaje te recomendamos que navegues por esta página web para conocer la experiencia completa.

Formulario

Dark

Light

TOPIAK X TIPI
07-02-2045
INSTAGRAM

?

ESTAMOS EN 2045

En esta web puedes encontrar un posible año 2045. Te invitamos a navegar por ella, haz scroll, sumérgete en este escenario y descubre los distintos aspectos de esta realidad: desde el trabajo hasta la vivienda, la economía, la relación con el medio ambiente… ¡Adelante!
scroll ↓

Comunidades Nómadas

+ Info

A lo largo y ancho de todo el planeta han surgido de manera simultánea distintas comunidades nómadas que ante la insostenible situación de gestión de residuos que se llevaba arrastrando desde hace casi 80 años, han desarrollado formas de vivir basadas en la recuperación y reutilización eficiente de basura y desechos. Dentro de estos sistemas de organización han surgido las llamadas panfronterizas. Su pequeña huella de carbono, así como la importante labor de cuidado y recuperación de la tierra que realizan allá donde van, les ha conferido un estatus social de renombre por el que se les percibe como figuras heroicas al frente de la revolución del desarrollo de nueva tecnología verde. Gozan de privilegios de movilidad transfronteriza que les permite desplazarse libremente por los diferentes territorios del planeta, ahora peligrosos y deteriorados por el maltrato pasado y los efectos de una catástrofe climática acelerada por los gases tóxicos liberados en el deshielo del permafrost.

Cerrar

Vlogger Nation

+ Info

En este 2045 el panorama político es resultado de la rápida consolidación de la Vlogger Nation en las últimas dos décadas. Ante el desbordamiento de información y noticias falsas en los medios convencionales, la desconfianza y la atomización de ideologías ha arraigado en la población con gran fuerza, dejando la capacidad de influencia de los partidos políticos tradicionales prácticamente defenestrada. Éstos han visto cómo han tenido que recurrir a estrategias empleadas por los y las vloggers, cuya opinión en las redes ha cogido tal peso en la sociedad que han llegado a convertirse en poderosos lobbies con representación parlamentaria. Las competencias de “lo público” se han reducido al máximo en detrimento de los intereses hacia los que se inclinan los diferentes grupos ideológicos vloggers, muchos de ellos llegando a tener más poder que algunos Estados-naciones.

Cerrar

Alarma demográfica

+ Info

En 2045 el 60% de la población del norte global (EEUU, Canadá, Europa, Australia, Nueva Zelanda, Sudafrica, Rusia, China y Japón) supera los 65 años. Ante esta alarma demográfica, los principales países del mundo occidentalizado impulsan programas de gestación internacional en alianza con la industria de la reproducción asistida para potenciar la fertilidad ya no sólo en cuerpos con órganos femeninos sino en el de cualquier persona que esté dispuesta a someterse a tratamiento. El sexo y la edad dejan de ser un impedimento para gestar. Las personas que lo logran pasan a tener gran relevancia social al ser consideradas como revitalizadoras de una población envejecida. La forma de vestir de éstas, una moda “pre-mamá agénero” comienza a ser un elemento diferenciador social y de clase entre el resto de población, que no puede acceder a estos programas de gestación “universal”.

Cerrar

Gestación "universal"

+ Info

Los avances en biotecnología, los biomateriales, la biología sintética y la ingeniería de tejidos, han hecho posible la gestación a través de la implantación de úteros construidos con tejidos biológicos. A diferencia de la ectogénesis, que posibilita el crecimiento de un organismo en un entorno artificial fuera del cuerpo en el que normalmente se encontraría, este método de reproducción asistida consiste en la implantación de úteros en cuerpos humanos y la posterior inyección intracitoplasmática de espermatozoides - se perfora el ovocito y se introduce el espermatozoide en su interior para fecundarlo y proceder a su transferencia-.

La sanidad pública está aplicando estos programas. Ha habido mucha inversión pública dirigida a esta cuestión. La sanidad privada sigue existiendo y también lleva a cabo prácticas de reproducción asistida. Las personas que no entran dentro de los baremos y parámetros para acceder a los programas públicos de gestación, optan por la sanidad privada si tienen el deseo de procrear. Parece que no supone un gran conflicto acudir a la sanidad privada, dado que lo que rige, para muchas personas, es la urgencia por perpetuar la especie..

Cerrar

Trabajo posnormal

+ Info

La industria, pero también los servicios, han vivido una importante automatización y el vínculo, posición y significado del “trabajo” se ha transformado significativamente. La automatización y la inteligencia artificial han hecho que las personas no seamos necesarias para el desarrollo de muchas tareas y por tanto muchos empleos hayan desaparecido.

En paralelo, los empleos en los que las personas alquilan su cuerpo para poder transportar bienes o realizar tareas concretas se han extendido. Los minijobs, el trabajo a comisión o por objetivos se utilizan para suplir la disfuncionalidad de la inteligencia artificial y la digitalización de muchos de los servicios.

No existe una edad de jubilación y esto da pié a que exista una economía sumergida entre las personas mayores, que se prestan servicios mutuamente y funcionan con redes de intercambio.

Cerrar

Economía basada en el reciclaje

+ Info

Las comunidades nómadas que viven a través de la reutilización y los residuos, se organizan a través de otro sistema económico, entre otras cosas porque se basan en la no acumulación y la huella cero. Es una economía basada en el reciclaje y optimización de desechos, energía y conocimiento, pero también es un modelo de vida que ha logrado reducir su impacto en el entorno a casi cero.

Tienen el privilegio de poder moverse por el territorio global. Están bien organizadas y han desarrollado una estructura y una organización trabajada y desarrollada. Esto también repercute en su bienestar y desarrollo. Son una especie de laboratorios de innovación. Han inventado y desarrollado nueva tecnología, incluso se les atribuyen varios descubrimientos científicos.

Para garantizar el abastecimiento propio y sustento de la vida de quienes forman parte de estas comunidades, intercambian bienes y servicios con los de “fuera”, dedicándose al tratamiento de residuos de distinto tipo -como el procesado y aprovechamiento la basura tecnológica-, limpieza y recuperación de suelos y acuíferos, procesado de residuos para la obtención de nuevos materiales y productos, implantación de sistemas de ahorro de consumo energético, desarrollo de innovaciones tecnológicas, etc.

Cerrar
...

leer másOcultar

NO-Acumulación y huella cero

+ Info

Las comunidades nómadas que viven a través de la reutilización y los residuos, se organizan a través de otro sistema económico, entre otras cosas porque se basan en la no acumulación y la huella cero. Es una economía basada en el reciclaje y optimización de desechos, energía y conocimiento, pero también es un modelo de vida que ha logrado reducir su impacto en el entorno a casi cero.

Tienen el privilegio de poder moverse por el territorio global. Están bien organizadas y han desarrollado una estructura y una organización trabajada y desarrollada. Esto también repercute en su bienestar y desarrollo. Son una especie de laboratorios de innovación. Han inventado y desarrollado nueva tecnología, incluso se les atribuyen varios descubrimientos científicos. Para garantizar el abastecimiento propio y sustento de la vida de quienes forman parte de estas comunidades, intercambian bienes y servicios con los de “fuera”, dedicándose al tratamiento de residuos de distinto tipo -como el procesado y aprovechamiento la basura tecnológica-, limpieza y recuperación de suelos y acuíferos, procesado de residuos para la obtención de nuevos materiales y productos, implantación de sistemas de ahorro de consumo energético, desarrollo de innovaciones tecnológicas, etc.

Cerrar
...

leer másOcultar

Diario panfronterizo

+ Info
123456789

30/04/2045
43.31180, - 29.72202
Acabo de volver al campamento que hemos montado en la universidad. ¿Qué pasa con los focos difusores del punto de repostaje vitamínico? Pensé que ya estarían arreglados. Ayer hablé con I. y no tuvo ningún problema …Debe ser que los condensadores se saturaron el día del comité de bienvenida, al usarlos a máxima potencia. Habrá que revisarlos de nuevo pronto.

A lo que iba. He llegado al asentamiento para seguir trabajando con los microplásticos de tipo II que he conseguido en el intercambio y parece que no hay nadie, así que he decidido aprovechar y sentarme a escribir… Pero antes creo que voy a ver si queda algo de leche de avena para el café. Con suerte puede que haya recién hecha y todo. Ahora vuelvo.

Nada me hace más feliz que tomarme el café a solas, a veces se me hace insoportable trabajar en el laboratorio con tanta gente y este calor y esta humedad... ¿Por dónde iba? El resto del equipo debe de estar aún en el lago terminando de catalogar todos los plastiglomerados. Hacía tiempo que no encontrábamos piezas tan particulares. Esto nos va a retrasar mucho en el horario de trabajo, pero creo que es importante que le dediquemos a este territorio el tiempo que requiera. Podría rehabilitarse exitosamente como un terreno de cultivo.

Hoy me encuentro un poco mal… Encontré junto al río un antiguo bolígrafo, plástico y lo he cogido. Sé que está prohibido meter material del exterior en el campamento, más si se trata de polímeros que no van a procesarse en el laboratorio … pero tienen algo este tipo de bolígrafos que me recuerdan a mi padre… creo que los llamaban bic. Debo asegurarme de que nadie lo encuentre, así como este diario. Temo que la mayoría no comprenda que hay personas que aún necesitamos agarrarnos a algo que recordar.

Cuando me metí en el grupo de exploración panfronterizo no cuestionaba ni un sólo aspecto de nuestro lema: "no quiero tener memoria, no quiero trascender, no quiero hacer algo importante, sólo quiero estar en el presente y vivir. Porque todo lo que vaya más allá de eso, perjudica al medio y lo destruye". Sé que nuestra causa es noble pero hay momentos difíciles en los que necesito algo de apego material. Esta pequeña libreta me tranquiliza. Me ayuda a recordar y a ordenar lo que ocurre en el día a día. ¿Y si yo quiero trascender de algún modo? ¿aunque sea en este pequeño diario que me acompaña? Además, no sé a qué viene tanta coherencia ¡si es que es biodegradable…! No podré cargarlo siempre encima. Tendré que dejarlo pronto en algún otro territorio en el que nos instalemos para trabajar. Se me hace difícil pensar en esa idea.

Por cierto, ¿qué pasa con la música en este campamento? Si tengo que volver a escuchar esa pastelada viejuna de banda sonora del animal crossing juro que paso la noche fuera. No sé cómo puede gustarles, es de una nostalgia edulcorada que no soporto. Desde que los vloggers del Partido Influenser comenzaron a usarlas de nuevo durante las campañas electorales ha sido un no parar. Hay gente del equipo que incluso han traído panfletos y octavillas al campamento. Ojalá se les pase esta fiebre pronto.

7.Volviendo al hilo, esta mañana por fin tuvo lugar en el ágora la primera asamblea panfronteriza desde que nos instalamos en el campus. Vinieron visitantes locales con mucho interés en ver de qué forma particular nos organizamos. En las primeras reuniones asamblearias acostumbramos a usar el tarot postnormal. Es algo que se disfruta mucho porque se nota que no todos los colectivos nómadas lo usan. Ver las caras de sorpresa de las personas nuevas es genial. Quizás lo que más me fascina de este momento es notar cierto escepticismo cuando decimos que vamos a usar esa baraja vieja (¡ya más de 20 años! ¡Increíble!)

La cosa es que desde que empezamos a implementar el uso de las cartas, las asambleas resultan ser más fructíferas que nunca. De alguna forma los arquetipos que se representan en el tarot hacen que verbalicemos de manera más creativa y atenta lo que nos ronda por la cabeza y también lo que nos atraviesa el cuerpo. De pronto, podemos hablar con más personas sobre lo que nos preocupa y lo que creemos que no funciona del todo bien. Al compartirlo se empieza a ver todo más claro y se hacen propuestas para explorar los caminos por lo que podríamos ir. Siento que nos da más combustible para seguir trabajando en nuestra labor con confianza .

No puedo evitar que se me acelere un poco el pulso antes de cada nueva tirada de cartas. El tarot tiene esa capacidad para sacudirme el cuerpo y lanzarme a querer compartir, a querer escuchar lo que dicen el resto de presentes en la asamblea … Creo que viene alguien. Tengo que terminar aquí. ¡Hasta que pueda volver a escribir! En esta ocasión, se formaron dos nodos de discusión: Uno debatió sobre la crisis de los cuidados que estamos viviendo y sobre posibles soluciones probando nuevos enfoques desde la educación. En el segundo, debatimos sobre nuestra identidad física y en la red, nuestro derecho a la muerte virtual y cómo arrastramos el conflicto de la posverdad desde casi 2019, cuando estalló la pandemia.

Cerrar

Nuevo significado de la vida

+ Info

Las comunidades nómadas transitan por distintos territorios que las hospedan o alquilan; poblaciones que quieren deshacerse de desechos o que no quieren acumularlos cuentan con ellas para esta labor. A consecuencia de esta experiencia y del contacto con este otro modelo, algunas personas empiezan a querer vivir un poco como las comunidades nómadas.

Empieza a gestarse una tendencia: la idea de vivir en el presente, de no generar una huella, no tener pertenencias empieza a calar. Todo esto se esparce y se poliniza por el carácter nómada y de tránsito de estas comunidades. Algo se está contagiando, hay un poso que va calando y aunque esto no derive necesariamente en un cambio estructural, el impacto cultural y filosófico global es una realidad. Se está gestando, por lo tanto, un cambio civilizatorio, que ya venía gestándose pero que se ha acelerado por la influencia de estas comunidades. ¿Está cambiando la forma en la que el humano se piensa en el mundo? Esta corriente plantea la posibilidad de vivir desde una lógica que no genere un impacto en el entorno. “No quiero tener memoria, no quiero trascender, no quiero hacer algo importante, sólo quiero estar en el presente y vivir. Porque todo lo que vaya más allá de eso, perjudica al medio y lo destruye”. Esa idea empieza a calar poco a poco, desde distintos lugares. Una idea esperanzadora después de décadas de desierto utópico y espiritual.

La inmaterialidad, vivir el momento y trascender más allá de lo material se presenta como una tendencia que toma fuerza. Esta será una gran vertiente de pensamiento que se relaciona con el colapso ecológico. Intentar pasar por esta vida dejando la menor huella posible como corriente filosófica hace que broten nuevos estudios especializados en “cómo vivir sin dejar huella”.

Cerrar
...

leer másOcultar

El archivo y la memoria

+ Info

Los datos consumen energía y ocupan espacio y la memoria de internet ha llegado a su pico. Un algoritmo gestiona el archivo y memoria de los contenidos online. Esto provoca que en intervalos bianuales se realice un borrado de datos masivo: el algoritmo decide qué borrar para liberar espacio. Aparecen anuncios tipo “Urgente: El 23 de marzo de 2046 se borrarán los últimos dos años de contenidos”.

Las lógicas de funcionamiento del algoritmo atienden a un baremo que relaciona lo que ocupan los archivos y su trascendencia en términos de eficacia, veracidad, interés general, necesidad, etc… pero los criterios del algoritmo son controvertidos y generan un debate constante.

De la misma forma que hay bancos de semillas, se generan espacios para la memoria analógica debido a la obsolescencia de los formatos digitales y los fallos de lectura. Algunas grandes empresas digitales y páginas web toman forma física. Por ejemplo Wikipedia es hoy un edificio.

Entre la ciudadanía también, la tendencia a deshacerse de lo material convive con la necesidad de otras personas que reivindican la acumulación de ciertos bienes materiales e inmateriales: “no olvidemos de dónde venimos, tenemos esta maravillosa biblioteca de PDFs”.

En cualquier caso, el problema de la memoria en internet se soluciona a través de pago de dinero. Esto implica que nuevos poderes se afiancen en relación a la capacidad de poder guardar contenidos: unas cosas se pierden y otras prevalecen o permanecen. Aparece también una economía sumergida relacionada con la “memoria y el archivo”.

De la misma manera, y debido al colapso ecológico, la necesidad de conservar recursos naturales que están desapareciendo aumenta. Surge el Banco de la Naturaleza, donde agua (de manantial, de iceberg…), plantas, vegetales, animales, tierra o minerales son preservados para ser reproducidos en el futuro si fuese posible. Si se puede gestar un bebé, ¿Por qué no un árbol o tierra?

Cerrar
...

leer másOcultar

La casa como estructura social mínima

+ Info

Las vivienda compartida, en sus muchas versiones es un modelo normalizado. Esta manera de habitar se ha vuelto un orden natural de las cosas, y en los últimos años se ha ido progresivamente convirtiendo en commodity. En toda vivienda urbana o pseudo-urbana se habita compartiendo servicios, recursos y también vida.

Estos colivings no son necesariamente de lujo, los hay de diferentes formas y tipologías: desde espacios abandonados recuperados, edificios industriales reconvertidos, bloques de viviendas en zonas periféricas y residenciales de ciudades medias que se han adaptado para tener servicios compartidos, a urbanizaciones de baja densidad en las que conviven clases sociales de mayor poder adquisitivo (porque, sí, las clases sociales siguen vigentes), etc.

Las viviendas, ahora llamadas “comunidades de convivencia”, son mayormente intergeneracionales y casi todas combinan espacios para la vida privada y espacios compartidos. Las instalaciones y servicios compartidos dan acceso a lo que necesitas a diario; son los componentes básicos para crear una vida cotidiana para personas de todas las edades, orígenes y situaciones de la vida.

Más allá de lo arquitectónico, las personas comparten aspectos clave para mantener la vida. Los cuidados están muy organizados, los saberes se comparten para aprender unas de otras, se valora el cuidado mutuo. Todos los rangos y perfiles cumplen su papel aportando a la comunidad.

Algunos son hogares flexibles de por vida. En un mismo edificio que comparte recursos puede haber varios tipos de apartamentos en lugar de casas familiares estándar; son hogares compartidos con espacios privados para una persona sola, o un grupo de cuatro, de dos … Así, a lo largo de la vida, si necesitas un espacio para vivir diferente, simplemente puedes quedarte en tu comunidad intercambiando apartamentos con otros que también busquen un cambio.

Cerrar
...

leer másOcultar

El género

+ Info

La noción de familia se transforma. La idea del matrimonio o de familia nuclear se desvanece.

Desde hace unos años cualquier persona puede gestar y, además, se han normalizado las unidades convivenciales no basadas en la idea de la “familia consanguínea”, lo que ha provocado que las tareas de los cuidados se desarrollen entre distintas personas.

El hecho de que se te asignen una serie de funciones en base a tu sexo deja de tener sentido como tal. Cada vez hay más identidades y más fluidas, y una menor correspondencia directa entre la identidad construida y su función social.

Cerrar

Un altar espiritual

+ Info

En 2045, cada vez son más las personas que viven bajo el deseo de no generar huella, de no trascender. Sin embargo, aún hay personas que sienten la necesidad de acogerse a relatos para explicar y ordenar de forma simbólica el mundo. Para ello, buscan acompañamiento espiritual a partir de distintos mitos en un proceso de reconciliación con un planeta herido.

El papel de la espiritualidad, una vez abandonada la glorificación de la trascendencia, es materializado por un grupo de personas en un Videoaltar Fracasado; fracasado, porque abraza la reticencia e incapacidad contemporánea de reconciliación con lo espiritual.

Las personas que necesitan acompañamiento espiritual, se acogen a diferentes simbologías que se han ido arrastrando a lo largo de años y décadas —Hefesto, las brujas, Sailor Marte o Casandra son algunas de ellas—. Estas, se materializan en este Videoaltar a través de un ente sin rostro, que invita a acompañarle en un viaje por un planeta siempre por descubrir, donde las herramientas terrestres ya no sirven, obligando a buscar estrategias inmateriales de relación con el espacio y sus habitantes.

Creación de blanca arias junto con el Grupo de Especulación de la Facultad de Bellas Artes.

Cerrar
Ver video
Cerrar

Indumentaria y vestimenta

+ Info

En 2045, la indumentaria continúa siendo un elemento que configura o reconfigura el significado de los cuerpos; si bien estos, cada vez se ven menos constreñidos por las categorías antiguas de género, tradicionales y binarias.

Algunas habitantes del 2045, han comenzado a auto-confeccionar prendas que tratan de responder a sus modos de vida y muy concretamente a sus necesidades; piezas que, con motivo de la nueva tendencia que se está gestando en 2045 -respecto a la relación con lo material, la vida nómada, el reciclaje y el deseo de no dejar huella-, responden a las premisas de reutilizar, compartir, transferir y portar. Se extiende así la fabricación y el uso de una indumentaria multifuncional.

Empieza a popularizarse el uso y la auto-fabricación de una prenda impermeable térmica, protectora reversible, reutilizable y transferible, válida tanto para las integrantes de las comunidades nómadas, como para personas no-nómadas. Una prenda que, además de proteger a sus portadoras de las inclemencias del cambio climático, es válida para una gran diversidad de cuerpos.

Desde hace ya un tiempo, algunas de estas comunidades se encuentran desarrollando estrategias de trabajo para la recogida de materiales reutilizables a partir de la vestimenta. De hecho, han ideado un sistema de recogida de residuo plástico y textil, en el que sin necesidad de acarrear contenedores previos, el propio residuo es la herramienta de trabajo: contenedor y contenido.

Estas estrategias empiezan a resultar interesantes para las habitantes de 2045, dado que también permiten explorar nuevas formas corporales que aparecen a partir de una indumentaria nacida de la necesidad de recolectar para reciclar y reutilizar.

Algunas comunidades nómadas comienzan a identificarse bajo distintos símbolos. Este es el caso de El Nudo: una comunidad dedicada al reciclaje y la reutilización de material textil y plástico. El nudo es el elemento que caracteriza la herramienta y el mecanismo de trabajo básico de esta comunidad. Este elemento, no sólo representa su forma de trabajar, sino que también alude su filosofía y corriente ideológica; representa su forma de vida y su cultura: “el nudo aglutina pero no trasciende, aparece y desaparece, se hace y se deshace”.

Creación de Mikel Ruiz Pejenaute junto con el Grupo de Especulación de la Facultad de Bellas Artes.

Cerrar
...

leer másOcultarImágenes
Cerrar

Mariposa

+ Info

Un habitante de 2045, en cuyo entorno abundan los residuos y los plásticos, trata de recordar una mariposa. Sólo guarda el recuerdo de una imagen que vió, hace ya mucho tiempo, de una mariposa. Intenta, entonces, representar esa mariposa, como si se tratase de una representación de la historia, como quien trata de representar un dinosaurio.

Pero los únicos materiales que tiene a su alcance en ese momento son plásticos y residuos. Por lo tanto, la representación de la naturaleza de su mariposa es necesariamente de plástico. Solo podemos imaginar, y por consiguiente representar, a partir de lo que conocemos. Así, esta persona ha representado una mariposa de plástico.

Creación de Maider Aldasoro, tomando como punto de partida el escenario de 2045 creado en Topiak: Futuros Participativos.

Cerrar
Ver video
Cerrar

Campamento panfronterizo

+ Info

Escaneo 3D de campamento panfronterizo de 2045. Este asentamiento temporal corresponde a una comunidad nómada dedicada al reciclaje de residuos plásticos.

Creación de Unai Requejo junto con el Grupo de Especulación de la Facultad de Bellas Artes.

Cerrar
Ver video
Cerrar

Las comunidades nómadas que viven a través de la reutilización y los residuos, se organizan a través de otro sistema económico, entre otras cosas porque se basan en la no acumulación y la huella cero. Es una economía basada en el reciclaje y optimización de desechos, energía y conocimiento, pero también es un modelo de vida que ha logrado reducir su impacto en el entorno a casi cero.

Tienen el privilegio de poder moverse por el territorio global. Están bien organizadas y han desarrollado una estructura y una organización trabajada y desarrollada. Esto también repercute en su bienestar y desarrollo. Son una especie de laboratorios de innovación. Han inventado y desarrollado nueva tecnología, incluso se les atribuyen varios descubrimientos científicos.

Para garantizar el abastecimiento propio y sustento de la vida de quienes forman parte de estas comunidades, intercambian bienes y servicios con los de “fuera”, dedicándose al tratamiento de residuos de distinto tipo -como el procesado y aprovechamiento la basura tecnológica-, limpieza y recuperación de suelos y acuíferos, procesado de residuos para la obtención de nuevos materiales y productos, implantación de sistemas de ahorro de consumo energético, desarrollo de innovaciones tecnológicas, etc.

Cerrar

Las comunidades nómadas transitan por distintos territorios que las hospedan o alquilan; poblaciones que quieren deshacerse de desechos o que no quieren acumularlos cuentan con ellas para esta labor. A consecuencia de esta experiencia y del contacto con este otro modelo, algunas personas empiezan a querer vivir un poco como las comunidades nómadas.

Empieza a gestarse una tendencia: la idea de vivir en el presente, de no generar una huella, no tener pertenencias empieza a calar. Todo esto se esparce y se poliniza por el carácter nómada y de tránsito de estas comunidades. Algo se está contagiando, hay un poso que va calando y aunque esto no derive necesariamente en un cambio estructural, el impacto cultural y filosófico global es una realidad. Se está gestando, por lo tanto, un cambio civilizatorio, que ya venía gestándose pero que se ha acelerado por la influencia de estas comunidades. ¿Está cambiando la forma en la que el humano se piensa en el mundo? Esta corriente plantea la posibilidad de vivir desde una lógica que no genere un impacto en el entorno. “No quiero tener memoria, no quiero trascender, no quiero hacer algo importante, sólo quiero estar en el presente y vivir. Porque todo lo que vaya más allá de eso, perjudica al medio y lo destruye”. Esa idea empieza a calar poco a poco, desde distintos lugares. Una idea esperanzadora después de décadas de desierto utópico y espiritual.

La inmaterialidad, vivir el momento y trascender más allá de lo material se presenta como una tendencia que toma fuerza. Esta será una gran vertiente de pensamiento que se relaciona con el colapso ecológico. Intentar pasar por esta vida dejando la menor huella posible como corriente filosófica hace que broten nuevos estudios especializados en “cómo vivir sin dejar huella”.

Cerrar

Los datos consumen energía y ocupan espacio y la memoria de internet ha llegado a su pico. Un algoritmo gestiona el archivo y memoria de los contenidos online. Esto provoca que en intervalos bianuales se realice un borrado de datos masivo: el algoritmo decide qué borrar para liberar espacio. Aparecen anuncios tipo “Urgente: El 23 de marzo de 2046 se borrarán los últimos dos años de contenidos”.

Las lógicas de funcionamiento del algoritmo atienden a un baremo que relaciona lo que ocupan los archivos y su trascendencia en términos de eficacia, veracidad, interés general, necesidad, etc… pero los criterios del algoritmo son controvertidos y generan un debate constante.

De la misma forma que hay bancos de semillas, se generan espacios para la memoria analógica debido a la obsolescencia de los formatos digitales y los fallos de lectura. Algunas grandes empresas digitales y páginas web toman forma física. Por ejemplo Wikipedia es hoy un edificio.

Entre la ciudadanía también, la tendencia a deshacerse de lo material convive con la necesidad de otras personas que reivindican la acumulación de ciertos bienes materiales e inmateriales: “no olvidemos de dónde venimos, tenemos esta maravillosa biblioteca de PDFs”.

En cualquier caso, el problema de la memoria en internet se soluciona a través de pago de dinero. Esto implica que nuevos poderes se afiancen en relación a la capacidad de poder guardar contenidos: unas cosas se pierden y otras prevalecen o permanecen. Aparece también una economía sumergida relacionada con la “memoria y el archivo”.

De la misma manera, y debido al colapso ecológico, la necesidad de conservar recursos naturales que están desapareciendo aumenta. Surge el Banco de la Naturaleza, donde agua (de manantial, de iceberg…), plantas, vegetales, animales, tierra o minerales son preservados para ser reproducidos en el futuro si fuese posible. Si se puede gestar un bebé, ¿Por qué no un árbol o tierra?

Cerrar

Las vivienda compartida, en sus muchas versiones es un modelo normalizado. Esta manera de habitar se ha vuelto un orden natural de las cosas, y en los últimos años se ha ido progresivamente convirtiendo en commodity. En toda vivienda urbana o pseudo-urbana se habita compartiendo servicios, recursos y también vida.

Estos colivings no son necesariamente de lujo, los hay de diferentes formas y tipologías: desde espacios abandonados recuperados, edificios industriales reconvertidos, bloques de viviendas en zonas periféricas y residenciales de ciudades medias que se han adaptado para tener servicios compartidos, a urbanizaciones de baja densidad en las que conviven clases sociales de mayor poder adquisitivo (porque, sí, las clases sociales siguen vigentes), etc.

Las viviendas, ahora llamadas “comunidades de convivencia”, son mayormente intergeneracionales y casi todas combinan espacios para la vida privada y espacios compartidos. Las instalaciones y servicios compartidos dan acceso a lo que necesitas a diario; son los componentes básicos para crear una vida cotidiana para personas de todas las edades, orígenes y situaciones de la vida.

Más allá de lo arquitectónico, las personas comparten aspectos clave para mantener la vida. Los cuidados están muy organizados, los saberes se comparten para aprender unas de otras, se valora el cuidado mutuo. Todos los rangos y perfiles cumplen su papel aportando a la comunidad.

Algunos son hogares flexibles de por vida. En un mismo edificio que comparte recursos puede haber varios tipos de apartamentos en lugar de casas familiares estándar; son hogares compartidos con espacios privados para una persona sola, o un grupo de cuatro, de dos … Así, a lo largo de la vida, si necesitas un espacio para vivir diferente, simplemente puedes quedarte en tu comunidad intercambiando apartamentos con otros que también busquen un cambio.

Cerrar

En 2045, cada vez son más las personas que viven bajo el deseo de no generar huella, de no trascender. Sin embargo, aún hay personas que sienten la necesidad de acogerse a relatos para explicar y ordenar de forma simbólica el mundo. Para ello, buscan acompañamiento espiritual a partir de distintos mitos en un proceso de reconciliación con un planeta herido.

El papel de la espiritualidad, una vez abandonada la glorificación de la trascendencia, es materializado por un grupo de personas en un Videoaltar Fracasado; fracasado, porque abraza la reticencia e incapacidad contemporánea de reconciliación con lo espiritual.

Las personas que necesitan acompañamiento espiritual, se acogen a diferentes simbologías que se han ido arrastrando a lo largo de años y décadas —Hefesto, las brujas, Sailor Marte o Casandra son algunas de ellas—. Estas, se materializan en este Videoaltar a través de un ente sin rostro, que invita a acompañarle en un viaje por un planeta siempre por descubrir, donde las herramientas terrestres ya no sirven, obligando a buscar estrategias inmateriales de relación con el espacio y sus habitantes.

Creación de blanca arias junto con el Grupo de Especulación de la Facultad de Bellas Artes.

Cerrar

En 2045, la indumentaria continúa siendo un elemento que configura o reconfigura el significado de los cuerpos; si bien estos, cada vez se ven menos constreñidos por las categorías antiguas de género, tradicionales y binarias.

Algunas habitantes del 2045, han comenzado a auto-confeccionar prendas que tratan de responder a sus modos de vida y muy concretamente a sus necesidades; piezas que, con motivo de la nueva tendencia que se está gestando en 2045 -respecto a la relación con lo material, la vida nómada, el reciclaje y el deseo de no dejar huella-, responden a las premisas de reutilizar, compartir, transferir y portar. Se extiende así la fabricación y el uso de una indumentaria multifuncional.

Empieza a popularizarse el uso y la auto-fabricación de una prenda impermeable térmica, protectora reversible, reutilizable y transferible, válida tanto para las integrantes de las comunidades nómadas, como para personas no-nómadas. Una prenda que, además de proteger a sus portadoras de las inclemencias del cambio climático, es válida para una gran diversidad de cuerpos.

Desde hace ya un tiempo, algunas de estas comunidades se encuentran desarrollando estrategias de trabajo para la recogida de materiales reutilizables a partir de la vestimenta. De hecho, han ideado un sistema de recogida de residuo plástico y textil, en el que sin necesidad de acarrear contenedores previos, el propio residuo es la herramienta de trabajo: contenedor y contenido.

Estas estrategias empiezan a resultar interesantes para las habitantes de 2045, dado que también permiten explorar nuevas formas corporales que aparecen a partir de una indumentaria nacida de la necesidad de recolectar para reciclar y reutilizar.

Algunas comunidades nómadas comienzan a identificarse bajo distintos símbolos. Este es el caso de El Nudo: una comunidad dedicada al reciclaje y la reutilización de material textil y plástico. El nudo es el elemento que caracteriza la herramienta y el mecanismo de trabajo básico de esta comunidad. Este elemento, no sólo representa su forma de trabajar, sino que también alude su filosofía y corriente ideológica; representa su forma de vida y su cultura: “el nudo aglutina pero no trasciende, aparece y desaparece, se hace y se deshace”.

Creación de Mikel Ruiz Pejenaute junto con el Grupo de Especulación de la Facultad de Bellas Artes.

Cerrar